Ese fue el anuncio que hizo Fecode en un comunicado, en el que señala que la idea de hacer clases presenciales y virtuales, al tiempo, en medio de la pandemia, es una medida “caprichosa e irresponsable”.

“El magisterio NO asistirá a las Instituciones Educativas, donde se haya convocado a la presencialidad, ejerciendo la DESOBEDIENCIA CIVIL como un acto de dignidad en defensa de la vida y la salud de las comunidades”, dice el documento.

Los educadores agregan que suspenderán sus labores, por lo menos por este lunes, para hacer “acciones de difusión y pedagogía”, sobre lo que significa la desobediencia civil.

Fecode es el primer gremio que, sin mencionar a Petro, se acoge a su idea de desobedecer. El senador hizo ese llamado hace algunas semanas, cuando dijo que no reconocía el Gobierno de Iván Duque porque, según él, ganó la presidencia de forma fraudulenta.

Entre las propuestas de Petro estaba no llevar los niños al colegio y no pagar arriendos ni deudas bancarias.

Nelson Alarcón, presidente de Fecode,  señaló en Blu Radio, que su anuncio se debe a que consideran que todavía no hay medidas de bioseguridad en los colegios, como para implementar el modelo de alternancia.