El infante de marina, que empezó su servicio militar obligatorio en el primer semestre de este año, murió ahogado mientras prestaba guardia de centinela, informó la Armada en un comunicado.

“Al no atender las comunicaciones de verificación de su servicio de guardia, de manera inmediata se iniciaron labores de búsqueda ‘in situ’ (en el lugar) por parte del personal de la Estación de Guardacostas”, agregó la fuerza naval.

La Armada Nacional también señaló que de manera paralela se dio una “búsqueda subacuática con buzos de la unidad”, lo que permitió el hallazgo del cadáver de Montoya Páez.

Fuentes locales aseguraron a El Tiempo que justo antes de su deceso, el infante de marina “estaba custodiando dos lanchas de vigilancia marítima”, y que presuntamente cayó al mar con una de las anclas, en Santa Marta.

En la misiva que compartió, la Armada colombiana lamentó “profundamente” el fallecimiento del joven y extendió “sus más sentidas condolencias” a los seres queridos del infante.

De igual manera, señaló que se inició una investigación para determinar cómo se produjo la muerte de Montoya Páez.