Con las horas se van conociendo más detalles de lo que sucedió en la madrugada de este miércoles cuando varios policías sometieron y le propinaros descargas eléctricas a Javier Ordóñez, abogado que estaba tomándose algunos tragos con sus amigos en la localidad de Engativá (occidente de Bogotá) y falleció después del altercado con los agentes.

Uno de los amigos de Ordóñez le contó a Noticias Caracol que el médico del hospital al que lo llevaron le aseguró que había muerto por los golpes que le propinaron. “Llegué yo al CAI y ya estaba mi amigo desgonzado, ya casi muerto, lleno de moretones. Lo trajimos al hospital y a los cinco minutos el médico nos dice que falleció. El médico me dice: ‘Él falleció por los golpes’”.

Acto seguido, el hombre manifestó que esta no era la primera vez que uno de los policías se topaba con Ordóñez. “Estábamos tomándonos unos tragos, abajo en el parqueadero. Uno de los policías le dijo a mi amigo: ‘Esta vez no se me salva’. Ya lo había encontrado varias veces tomando en la calle. Mi amigo le dijo: ‘Pues póngame el comparendo y yo lo pago’”.

A lo expresado por el amigo de Javier Ordóñez se sumó un vecino que fue testigo de los hechos y habló con Caracol Radio al respecto. El señor se quejó de la forma como actuaron los policías, que calificó como un total abuso.

“Fue atacado (Ordóñez) continuamente con el ‘taser’. Está bien una, dos veces, pero fue una tortura durante minutos que parecían horas, una eternidad esa tortura (…) Todos gritábamos que ya basta, que ya, pero se escuchaba ‘taser’, tras ‘taser’, disparos tras disparos. Es un abuso”, concluyó el vecino.

La Policía informó en las últimas horas que ya suspendió a los agentes involucrados y que adelantará las investigaciones necesarias para determinar su responsabilidad en la muerte del hombre de 46 años. Por lo pronto, en redes sociales no paran de generarse muestras de rechazo contra lo sucedido anoche. A continuación, el video del sometimiento: