Peñuela llegó de España contagiada de coronavirus y se instaló en el Hotel Dann de Bucaramanga, donde la cuenta de cobro fue de 14 millones de pesos, dijo Darcy Quinn, en Caracol Radio.

Con el recurso que interpuso, y que por supuesto un juez le negó, la exreina pretendía que su EPS le pagara esa cuenta, y que la llevara a Medellín a ver a su esposo; pero además, agregó la periodista, Peñuela exigía que el personal del hotel le aseara la habitación, le lavara la ropa y le diera la alimentación.

Quinn asegura que investigó a la exseñorita Santander y encontró que ella cuenta con suficientes recursos económicos para pagar “todas esas cosas”. Por lo mismo, el juez solamente le concedió que la EPS la traslade del hotel a cualquier parte que ella quiera, pero en la misma ciudad de Bucaramanga, manifestó la comunicadora.

“Pretendía que todos los gastos se los trasladaran a la EPS, cuando lo que se necesita es atención a todos, y a los menos favorecidos más. Y en este momento hay que cuidar esos recursos, pocos recursos, de la salud. No estamos en Dinamarca, sino en Cundinamarca”, concluyó Quinn.

Precisamente para darle más plata al sistema de salud, con la intención de tener una mejor atención para los menos favorecidos, el Gobierno hizo un préstamo de los fondos pensionales territoriales, decisión que en su momento fue muy discutida por algunos como Claudia López, pero defendida por otros como Gustavo Petro.