La denunciante contó, en Caracol Radio, que antes de ingresar de nuevo a la vivienda, en la localidad de Bosa, se saludó con varios amigos, y que en ese momento pasó una patrulla que la requirió.

Luego de eso, dijo, los uniformados entregaron la mascota en su casa, la montaron a la patrulla para llevársela y allí adentro habrían comenzado a pedirle dinero. Además, la joven se queja de que los uniformados le dijeron que podía entregarles otra cosa que no fuera dinero para que ellos la dejaran libre.

Como ella dice que se negó a esta pretensión, entonces la trasladaron al Centro Transitorio por Protección (CTP), pero por sobrecupo la montaron en un bus de la Policía que iba con varios hombres detenidos, que después fueron bajados.

“Después de que soltaron a los muchachos que estaban atrás, el policía entra y me dice: ‘Entrégueme todo lo que tiene y no busque problemas. Yo sé que usted tiene plata. Necesito que me entregue todo lo que tiene ya’. Yo le dije: ‘No tengo nada’. Entonces me dijo: ‘Quítese la ropa’. Me hizo quitar la ropa. Todo el tiempo estuve con los pantys puestos, nunca me los quité, porque yo tenía el dinero ahí”, narró la mujer en la emisora.

La denunciante dice que hubo un momento en el que le hicieron quitar el brasier, y que fue ahí cuando uno de los uniformados encontró 100.000 pesos que ella tenía guardados: “Eran los 100.000 pesos que yo le iba a dar para que nos dejaran ir, al comienzo”.

La mujer contó que un policía le revisó toda la ropa en busca del dinero, pero que no encontró nada porque ella se quedó “sentada sobre el dinero” que permanecía oculto bajo su ropa interior. “Este hombre entró y me decía que yo tenía unos senos muy ricos, y yo me puse a llorar y le decía que no me hiciera eso”, narró en la frecuencia radial.

Pero el llanto no fue suficiente, pues la joven asegura que de allí la llevaron a la estación de Bosa para que una mujer policía la revisara completamente, pues los uniformados la señalaban de haberse robado un dinero.

“Una mujer policía me dice que me baje la ropa interior, yo me la bajo y ella encuentra mi dinero. Yo le digo que por favor me ayude, que estas personas me vienen haciendo daño en ese bus y que esa plata es mía, que yo no me he robado nada. Ella me dice: ‘Lo siento, mujer’, y le dice al otro policía: ‘Sí, ella tiene la plata’”, denunció la joven en Caracol Radio.

Luego de este procedimiento, la mujer contó que los policías le quitaron todo el dinero, aunque no mencionó la cifra exacta, y que horas después aparecieron unos supuestos investigadores que le recomendaron dirigirse a un hospital, en donde según la frecuencia le confirmaron que aunque no hubo penetración sí se detectó “algún tipo de abuso”.

La mujer se dirigió este lunes hasta los juzgados de Paloquemao para entablar la denuncia, mientras que la Policía calificó esto como algo gravísimo y anunció una investigación para establecer lo que realmente sucedió.