De acuerdo con Semana, los representantes Edward Rodríguez y Mauricio Toro emitieron la citación este martes después de meses de investigar el caso.

Según ese medio, Barceló es quien habría ordenado la interceptación telefónica del excongresista Nilton Córdoba, pero la persona que se terminó oyendo fue Álvaro Uribe Vélez.

La Corte sostuvo que se trató de un error, pero le dio validez a las escuchas y terminaron sirviendo en el proceso de presunta manipulación de testigos que se le adelanta al exsenador, al punto de que incluso fueron claves para que se ordenara su detención domiciliaria.

Por el contrario, la defensa del también expresidente siempre ha alegado que se trató de interceptaciones ilegales y pide que por eso no se tengan en cuenta.

La revista revela que, según la Comisión de Acusación, la orden sí iba dirigida a los números telefónicos de Uribe. Sin embargo, El Espectador señala que desde 2018 el alto tribunal le ha reiterado al excongresista que “su número fue interceptado porque aparecía registrado, de manera reiterada, ‘como dato de contacto’ de Córdoba“.

Semana también indicó que Óscar Álvarez, el funcionario encargado de escuchar al exmandatario, sostuvo ante la Fiscalía que informó que el interceptado no era al que se suponía que debía escuchar, pero explicó que no tenía manera de interrumpir el proceso y lo hizo siguiendo órdenes de sus superiores.

No obstante, el diario recuerda que “la Sala de Instrucción incluso dijo que no era posible conocer con anticipación de quién era la línea celular y que, en todo caso, lo esencial de esta discusión es que la orden fue legal“. Además, añade que por ahora la versión libre es una etapa “muy preliminar” de la investigación.

Consultado por Semana, Barceló se refirió brevemente a la citación. Aunque dijo que recién se enteraba de su citación, que todavía no tiene fecha exacta, se limitó a decir que “era de esperarse”.