Dávila consultó a los dos penalistas, en su programa en Semana TV, por el debate que hay en torno a la legalidad de las interceptaciones telefónicas que le hicieron al expresidente Uribe, por orden de la Corte Suprema de Justicia, en relación a una supuesta manipulación de testigos.

“La Corte ordena interceptar al congresista Nilton Córdoba, en el marco del ‘cartel de la toga’, en el que el expresidente fue víctima; alguien perversamente coloca en una orden judicial el número de Uribe”, argumentó el abogado Lombana, para quien la escucha se hizo de manera ilegal.

Esto, dijo, porque el funcionario que adelantó las interceptaciones reconoció que “tenía claro que interceptaba a ‘A’ y no a ‘B’, y esto fue un hecho grotesco y ofensivo para los derechos de cualquier ciudadano (…) en las grabaciones se escucha el nombre de Álvaro Uribe Vélez y, sin embargo, mantienen y prolongan la ilegalidad“.

A este argumento se sumó el abogado Granados que alegó, en la entrevista, que además de “las chuzadas” al expresidente Uribe, hay algo “aún más grave, y es que se interceptó y se utilizó información de conversaciones del expresidente con sus abogados”.

El penalista dijo que como la Corte ya “perdió competencia” para seguir con el proceso, y que este debe ir a la Fiscalía, podrá darse “un debate transparente” ante un juez de garantías sobre la legalidad de esas interpretaciones, pues cree que la Corte muestra “un sesgo” en este caso puntual ya que “no existe una sola prueba en contra del señor expresidente, exsenador y ahora ciudadano Álvaro Uribe”.

A esta discusión se sumó la periodista Vicky Dávila, que afirmó que luego de “estudiar el expediente” se puede concluir que “no hubo una orden judicial para escuchar a Uribe”.

Pero el senador Iván Cepeda, que es la contraparte en este proceso, ya había hablado con Semana de las interceptaciones y aseguró que abogados de Uribe “se están haciendo un poco los locos” porque intentan “desviar el problema”.

“Yo veo que la defensa de Uribe controvierte sobre procedimiento, tecnicismos, pero no sobre el fondo. Ellos no refutan la veracidad de lo que está dicho ahí, sino que intentan minar, cosa que es inútil, la legalidad de la prueba”, argumentó el senador del Polo, luego de conocer que la Procuraduría ratificó su absolución en este proceso.

Esta es la entrevista completa a los dos abogados, que también hablaron de los testigos del caso y aseguraron que Uribe “no tiene garantías” para su defensa.