Durante la audiencia, el ente acusador señaló a los presuntos criminales de los delitos de homicidio agravado, hurto calificado y agravado, y fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, por lo que el Juzgado Tercero Municipal decidió enviarlos a prisión, indicó la Fiscalía General a través de un comunicado.

Como material probatorio, la autoridad presentó 35 videos de cámaras de vigilancia que mostraban los roles de los presuntos criminales y el recorrido exacto que hicieron antes, durante y después del homicidio del fical Alcibiades Libreros Varela, el pasado 29 de diciembre.

Otras de las pruebas presentadas al juez fueron los reconocimientos morfológicos, entrevistas e interceptaciones telefónicas, que “confirmarían la presencia de los supuestos homicidas en el lugar de los hechos”, agrega el ente.

“Los elementos de prueba presentados por la Fiscalía fueron determinantes para demostrar la peligrosidad de los procesados, así como su supuesta vinculación a una red delincuencial señalada de robar joyas y elementos de valor en Cali (Valle del Cauca)”, añade el comunicado.

Además, la autoridad entregó las identidades de los acusados y su prontuario criminal:

  • Samuel Hernando Alvear Ramírez, sería el responsable de disparar contra el fiscal.
  • Édison Fajardo Angulo, presunto cabecilla de la red de asaltantes, cumplía detención domiciliaria por el delito de porte de armas, tiene vigentes 2 sentencias condenatorias en su contra y está vinculado a otros 7 procesos judiciales en calidad de indiciado por porte ilegal de armas, extorsión, fuga de presos, hurto e inasistencia alimentaria. Supuestamente, conducía el automóvil que fue utilizado para seguir a la víctima.
  • Yojan Salazar Martínez, acusado de señalar o ‘marcar’ al fiscal Libreros Varela como posible víctima de hurto.
  • Álvaro Preciado Quiñónez, registra en su contra 3 sentencias condenatorias por homicidio agravado, porte ilegal de armas, y hurto calificado y agravado. Presuntamente conducía la motocicleta en la que se transportaba el sujeto que disparó.

En un video compartido por la Fiscalía, en su cuenta de Twitter, se ve cómo los capturados esconden sus rostros después de la decisión judicial.