“No es el Eln quien se interpone en la implementación de los acuerdos con las Farc y obstaculiza la anhelada paz”, porque Colombia y la comunidad internacional son testigos del plan de “hacer trizas la paz” que ejecuta este tercer Gobierno del [expresidente Álvaro] Uribe”, afirma el grupo insurgente en un comunicado publicado en el sitio web Eln-Voces.

Desde La Habana, los guerrilleros reaccionaron a un comunicado de la Cancillería colombiana, que negó el viernes haber facilitado la inclusión de Cuba en la lista de países que “no cooperan plenamente” en la lucha contra el terrorismo, y acusó al Eln de obstaculizar sus propias conversaciones de paz y la puesta en marcha del pacto con las Farc.

En este último documento, la ministra de relaciones exteriores, Claudia Blum, recordó el atentado del 17 de enero de 2019 contra la Escuela de Policía General Santander, del cual dijo“no fue una simple ruptura de “conversaciones” sino un acto terrorista cuya responsabilidad fue reconocida por el Comando Central del Eln”.

Las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y Eln comenzaron formalmente en febrero de 2017 en Ecuador, y en mayo de 2018 fueron trasladadas a La Habana, donde la última ronda de conversaciones concluyó sin avances a principios de agosto de ese año.

Tras el cese del diálogo, Colombia exigió a Cuba la devolución de los insurgentes, a lo que la isla se niega escudada en los términos del pacto firmado por el anterior gobierno de Juan Manuel Santos en caso de un alto en las conversaciones.

Esta negativa es el principal argumento aducido por Estados Unidos en mayo pasado para incluir a Cuba en su lista de países que no cooperan en la lucha contra el terrorismo, documento del que la isla había salido en 2015 dentro del fugaz “deshielo” con el país norteamericano.

En su mensaje de este sábado, los negociadores del Eln aseguran que Cuba y los países garantes del proceso de momento no han afirmado que el equipo que permanece en La Habana se haya “dedicado a gestiones diferentes a las de paz”.

“Al no reanudarse las conversaciones procede aplicar el protocolo que establece el retorno seguro a nuestros campamentos, Acuerdo que el Gobierno niega aduciendo que [el presidente Iván] Duque no lo firmó”, señalan los guerrilleros, que en varias ocasiones han pedido el regreso a la mesa de negociación.

Cabe recordar que Cuba y Colombia atraviesan hoy por un momento delicado en sus relaciones bilaterales.