Todo mi reconocimiento a los ciudadanos que cumplen con el uso obligatorio del tapabocas y las distancias en espacios públicos. Con corte a las 5 p.m. se han impuesto 224 comparendos por no uso de tapabocas”, informó en su cuenta de Twitter el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Carlos Gómez. 

Las personas que salieron a la calle sin hacer uso de los protectores deberán meterse la mano al bolsillo y pagar el equivalente a un salario mínimo, es decir, 877.083 pesos. 

La decisión de la mandataria fue concertada, en rueda de prensa virtual, y señala que ahora se castigará económicamente a las personas que no acaten esta disposición que pretende evitar que se eleve demasiado el número de contagios con coronavirus en la capital del país. 

Hay mucha gente autorizada para salir, pero hacerlo sin tapabocas es un pecado capital, eso recibirá una multa muy alta. Vamos a estar vigilando en todas partes: casas, comercios, calle, etc”, declaró la mandataria en rueda de prensa, el pasado viernes. 

López ha estado muy pendiente del cumplimiento de las más recientes determinaciones hechas para ayudar a frenar el crecimiento de casos de COVID-19. El pasado sábado incluso salió con megáfono en mano para vigilar la localidad de Kennedy, donde impuso la alerta naranja.