“Hoy vamos a instalar las zonas de cuidado especial; venimos a informarles a los vecinos que se tienen que cuidar muy especialmente”, manifestó la mandataria, que publicó un video en Twitter caminando por el barrio Marsella, dando las recomendaciones pertinentes para los residentes de esa zona del suroccidente de la capital. 

Añadió que la administración local se articulará con las autoridades para proteger a las personas que se vean obligadas a salir a la calle. “Vamos a tener puestos de información y control. Tenemos el apoyo de la fuerza pública que nos va a ayudar a hacer vigilancia, pedagogía y desinfección en muchos lugares públicos”, apuntó López. 

De igual forma, mencionó que la prioridad del Distrito será para la población más vulnerable, que presenta muchas dificultades a causa de la cuarentena por la pandemia de COVID-19. “Vamos a estar con atención médica y también con atención en alimentación, porque hay gente que para quedarse en casa necesita que le demos algo”, dijo la mandataria. 

Este viernes la alcaldesa de la capital señaló, en una rueda de prensa virtual, que esa localidad de Bogotá es la más afectada por el coronavirus, pero ya no por la cantidad de contagios, sino porque la pandemia circula libremente allí. 

Hay unas zonas de Kennedy, dentro de Kennedy, que deben entrar en alerta naranja, porque tenemos información epidemiológica confirmada que hay mayor circulación del virus en ciertos barrios y zonas, y esas zonas suben su nivel de riesgo”, indicó. 

Según el más reciente informe del Gobierno, Kennedy tiene 617 casos de coronavirus, de los más de 3.000 que se registran en la capital, seguido de Suba, con 383, y Engativá, con 319.