De acuerdo con un informe de BBC Mundo, se tiene que perforar hasta alcanzar la roca y luego inyectar grandes cantidades de agua, con aditivos químicos y arena, para fracturar la roca y así liberar los hidrocarburos. 

Esta práctica no es nueva y lleva desarrollándose desde 1950. Sin embargo, el avance de la tecnología y la perforación horizontal generó que el ‘fracking’ se expandiera a gran escala, especialmente en Estados Unidos, indicó el informe. 

El ‘fracking’ ha generado controversia a nivel mundial por sus posibles afectaciones a la salud y al ecosistema. Pero también hay expertos que la defienden y dicen que es una técnica que responde a la creciente demanda de energía con recursos más limpios que el carbón, agregó el medio inglés.

Riesgos para la salud y el medio ambiente

Según la Asociación interamericana para la Defensa del Medio Ambiente (Aida), el petróleo y el gas se pueden filtrar en acuíferos y desbordarse hacia arroyos, lo cual contamina fuentes de agua para las personas, la agricultura y la ganadería. 

Entre otros daños están el agotamiento de suministros de agua potable, contaminación del aire por la perforación y grandes emisiones de metano, que agravan el calentamiento global.

 

También, terremotos y afectación a la salud, como cáncer y defectos congénitos.

“La toxicidad potencial de las aguas residuales es difícil de evaluar debido a que muchos aditivos químicos usados en el fluido de fracturación hidráulica son secreto comercial no divulgado”, afirmó a BBC Mundo Trevor Penning, jefe del centro de toxicología de la Universidad de Pensilvania.

 

El país más beneficiado con el ‘fracking’ 

Por otro lado, el país más favorecido con esta práctica es Estados Unidos porque lleva más de una década extrayendo hidrocarburos de esta manera, además de controla el monopolio de este negocio, que le genera millonarias utilidades, agregó la asociación Aida.  

Se estima que Estados Unidos producirá más barriles de petróleo que Arabia Saudita, el mayor productor de petróleo en el mundo, y además dejaría de depender de Rusia para abastecerse de este hidrocarburo, informó la Revista Semana, citando un artículo del diario The Independent de 2014. 

Actualmente, el ‘fracking’ está prohibido en Escocia, Bulgaria, Francia, Alemania y Suráfrica. Por otro lado, Colombia y Costa Rica se encuentran en el debate de su aprobación, indicó El Tiempo en un informe.