Durante el informe hecho por el medio, se recordó que Bogotá ya tiene ocupado el 44 % de las camas de las unidades de cuidados intensivos; actualmente hay un total de 6.286 y 249 están siendo usadas entre pacientes confirmados, posibles casos y otros enfermos.

De llegar al 50 % de la ocupación, la ciudad se declararía en emergencia naranja; si la cifra llega al 70 %, será necesario volver a la medida de aislamiento obligatorio, informó el noticiero, como ya había dicho la alcaldesa Claudia López el pasado miércoles.

El panorama no es diferente en el departamento del Chocó, pues allí ni siquiera existen camas y la capacidad de los centros médicos es mínima. Han fallecido alrededor de 9 personas y hay fallas en los pagos al personal de salud. Según cifras que le dio el gobernador al informativo, el Gobierno se comprometió a darles camas y respiradores, que llegarían en los próximos días.

Cartagena es otra de las ciudades que está en alerta; hasta el momento, los centros médicos tienen una ocupación del 86 %, han muerto 126 personas por el virus y solo quedan 27 camas disponibles. No obstante, se está adecuando un hospital campaña para atender a pacientes de baja complejidad.

Barranquilla tiene cifras similares a las de ‘la heroica’; su límite está en el 80 %, que son 328 camas. Cali, que es la segunda ciudad con más contagios, tiene una ocupación del 73 %, y el 23 % pertenece a pacientes con COVID-19.

La costa pacífica colombiana cuenta con 91 casos confirmados, de los que han fallecido 4 y 52 han logrado recuperarse; allí, solo hay 46 camas de UCI disponibles.

En Nariño ya se acercan a los 1.000 casos de coronavirus, y en Tumaco solo existen 5 camas de cuidados intensivos. Con sus propios recursos, el departamento logró comprar 5 camas y 186 ventiladores.