“Bogotá seguirá en alerta amarilla si sus UCI están por debajo de una ocupación del 50 %; si supera el 50 %, toda la ciudad entrará en alerta naranja, y si supera el 70 %, toda la ciudad entrará en alerta roja”, detalló la mandataria en rueda de prensa virtual.

Añadió que en el momento las medidas de restricción en la ciudad están contempladas bajo lo que significa una alerta de nivel amarillo, pero en caso de que se aumente el nivel a naranja, se endurecerán algunas actividades para las personas.

“En caso de que lleguemos a alerta naranja habrá medidas adicionales que concertaremos con el Ministerio de Salud y que divulgaremos a través de la Secretaría de Salud. Todos los días aprendemos nuevas alternativas para cuidarnos mejor”, apuntó López.

Este lunes, la alcaldesa había informado que la ocupación de las camas UCI era de un 40 %, lo que representa un incremento del 4 % en tan solo dos días. La capital del país tiene 568 camas UCI, lo que quiere decir que actualmente 249 pacientes están en ellas. 

Bogotá sigue siendo el foco de contagio más grande en Colombia. De acuerdo con el más reciente informe del Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud, la capital tiene 7.743 de los 23.003 casos confirmados de coronavirus a nivel nacional.