Enrique Peñalosa hizo esa declaración en Twitter luego de que el Concejo de Bogotá aprobara, en debate, el plan de Claudia López de construir un “corredor verde” por la vía más importante del oriente de Bogotá, en lugar de Transmilenio.

En ese sentido, Peñalosa rechazó tal decisión y en su Twitter manifestó que en los próximos años se construirán más de 100.000 viviendas alrededor de la carrera Séptima al norte de la 127, lo que significará “un embotellamiento total”.

Además, se preguntó si hay estudios de movilidad para que se inviertan 2,2 billones de pesos “para hacer carriles carro y no Transmilenio”, teniendo en cuenta, que, según Peñalosa, un “carril de Transmilenio moviliza 25 veces personas”.

“Ningún tranvía en el mundo moviliza más de 11.000 pasajeros / Hora / Sentido. (PHS). Transmilenio moviliza más de 50.000, tiene más flexibilidad porque puede cambiar de vía, y cuesta menos”, sentenció.

Ante los reproches del exalcade, Claudia López le respondió que la ciudad, cuando la eligió a ella como nueva mandataria, eligió “basar el sistema de transporte masivo en Metro y no en el negocio de intereses privados de Transmilenio”, por lo que celebró la decisión del Concejo.

“Bogotá también decidió en las urnas y aprobó en primer debate en el Concejo que no sigamos dependiendo totalmente de un oligopolio privado sino tener un operador público para que la ciudad no quede a merced de los riesgos de quiebra o mal servicio de operadores”, respondió López.

La alcaldesa de la capital agregó que la movilidad del corredor nororiental (al que pertenece la carrera Séptima) será cubierto por “el Regiotram norte que vendrá de Zipaquirá/Cajicá/Chía y en Bogotá conectará con el metro calle 100 al centro y Suba/Engativá. La 7ma será un hermoso corredor verde, no otra troncal Caracas“, concluyó.