La joven, identificada como Sharon Hernández Zarta, contó en Blu Radio que su novio estaba “supermolesto” por sus celos, y, cuando llegaron a la casa de él, la agarró del cabello, la arrastró hasta una habitación, y ahí la golpeó.

“Me metió mi cabeza entre la puerta y la pared. En el piso, me pisó el cuello, ahorcándome, y me pegaba patadas en el cuerpo”, narró la víctima.

No contento con las agresiones físicas, el hombre —un “reconocido empresario de Ibagué”— amenazó a Hernández de muerte y hasta con mandarla a “picar”.

“Sus palabras [las del agresor] fueron: ‘La mato aquí mismo. Y si no la mato aquí, la mando a matar. Y si no la mando a matar, la mando a picar”, señaló la joven, que estaba de visita en la capital tolimense, porque vive en Finlandia, pero por la crisis del coronavirus no se pudo devolver.

La mujer, que en imágenes difundidas por la emisora se ve con moretones en la cara y en los brazos, ya interpuso la denuncia ante la Fiscalía General de la Nación.