En una de las grabaciones difundidas en redes sociales se observa como los corredores detienen el tráfico en la Avenida Boyacá con Calle 170 (localidad de Suba, norte de la ciudad) para llevar a cabo sus competiciones ilegales. 

Además de estar violando la cuarentena y haciendo los piques, también se puede escuchar que están poniendo música a muy alto volumen en horas de la madrugada, en esa zona residencial del noroccidente de la capital.

Otro de los registros de estos infractores se hizo en la Calle 26 con Carrera 40, en la localidad de Teusaquillo (centro de Bogotá), donde se ve otro gran grupo de conductores atravesando la vía sin respetar los semáforos. 

Allí el denunciante, un usuario identificado como Andrés Duque, afirmó que las motos de la Policía llegan al lugar, pero parece que escoltan a los carros, ya que en ningún momento aceleran para sobrepasarlos y detenerlos. 

A pesar de que este es un problema viejo del cual se queja la comunidad, las autoridades no han logrado solucionarlo y los piques ilegales se han acrecentado incluso durante la cuarentena nacional obligatoria por la pandemia de coronavirus. 

El pasado 15 de mayo un grupo de entre 50 y 80 motociclistas fue pillado en medio de carreras ilegales en el occidente de Bogotá, y cuando fueron detenidos la emprendieron golpeando a los policías.