La desinfección de las bicicletas se debe hacer tres veces al día, anunció la alcaldesa de Bogotá en rueda de prensa. Si los domiciliarios usan motos o carros, también deben desinfectar sus vehículos esa misma cantidad de veces.

Además, los repartidores no pueden estar con más de cinco personas y deben mantener una distancia de mínimo dos metros, indicó la mandataria de la capital.

Deben garantizar que los domicilios que entreguen estén debidamente sellados y no puede haber domiciliarios que tengan gripa o síntomas de malestar.

Si bien la medida va para todos los trabajadores que presentan ese servicio, las quejas de los usuarios han sido específicamente sobre los ‘rappitenderos’ que aún se siguen aglomerando en varios sectores de la ciudad, sin las medidas de seguridad que el Ministerio de Salud ha recomendado para protegerse del coronavirus.

Al respecto, la directora global de comunicaciones de Rappi, Juliana Pulecio, le dijo a La W que implementarán “puntos de desinfección” para los domiciliarios. 

Las medidas que anunció la alcaldesa de Bogotá para los repartidores se suma a la orden de no vender más de una botella de licor por persona, durante la cuarenta, y a las sanciones que se pondrían a empresas que estén exentas del aislamiento y que no cumplan con condiciones de sanidad para trabajar.