En ese sentido, Claudia López anunció este miércoles, en rueda de prensa, que ahora los supermercados, tiendas de barrio y cualquier establecimiento comercial solo puede vender una botella de cualquier bebida embriagante por persona.

La restricción de consumo de licor en los establecimientos se mantiene.

“Durante la cuarentena [del puente festivo] tuvimos más de 50 denuncias de maltrato intrafamiliar y abuso a mujeres. Si combinamos encierro en casa y exceso de consumo de alcohol… eso es una bomba de tiempo especialmente contra niños, niñas y mujeres que pueden terminar siendo agredidos. De manera que ni se puede consumir [en establecimientos], pero tampoco se puede comprar más de una botella”, señaló la alcaldesa.

Esa medida se suma a las que tomó contra las empresas que están exentas de la cuarentena, pero no que no están tomando medidas preventivas para evitar la propagación del coronavirus.

Las nuevas decisiones que tomó la alcaldía este miércoles se dieron luego de que muchas personas no acataran la orden de cuarentena por 19 días, que dio el presidente Iván Duque, y salieron a utilizar el transporte público como si fuera un día común y corriente.

Por esa situación, de acuerdo con Blu Radio, la presidencia estudia si revocar las 34 excepciones en las  que se puede omitir el aislamiento.