A pesar de que ya se cumplió una década desde aquella noche de Halloween en que falleció el estudiante Luis Andrés Colmenares, todavía no se sabe si el joven murió asesinado o por un accidente, aunque la familia insiste en que se trató de un homicidio. El caso Colmenares está próximo a prescribir.

¿Mataron a Luis Andrés Colmenares?

A día de hoy, diez años después de la muerte de Luis Andrés Colmenares, que ocurrió en Bogotá el 31 de octubre de 2010, no hay claridad sobre el caso, por lo que se manejan varias teorías sobre lo que pudo haber sucedido ese día.

Para la madre de la víctima, Oneida Escobar, a su hijo lo mataron. En octubre de este año, en entrevista con CM&, afirmó que no se trató de un accidente, sino que a Luis Andrés “lo asesinaron por celos”. La mujer considera que al joven, quizás, no lo iban a matar, pero sí querían hacerle “una advertencia”.

De hecho, Laura Moreno y Jessy Quintero fueron acusadas por el homicidio del joven, pero fueron absueltas en 2017 porque un juez de conocimiento de Bogotá determinó que no había evidencia física de que se tratara de un asesinato.

Ante la decisión del juez, los abogados de las jóvenes denunciaron que estas estaban recibiendo amenazas. Aquí, una nota de Noticias Caracol sobre el tema.

En un punto incluso se habló de un delito por celos, pues se decía que Carlos Cárdenas, expareja de Laura Moreno, no estaba de acuerdo con que la mujer estuviera saliendo con Colmenares. Por tanto, se creó la hipótesis de que fue un crimen pasional, indicó RCN Radio.

Más adelante surgió la teoría de que, en efecto, fue Cardenas quien asesinó a Luis Andrés porque aparecieron tres testigos que dijeron haber visto a Carlos mientras le pegaba con una botella a la víctima. Sin embargo, después quedó demostrado que los ‘testigos’ dieron testimonios falsos.

¿En qué va el caso Colmenares?

Luego de que Laura Moreno y Jessy Quintero fueran absueltas de los cargos de homicidio y encubrimiento, la decisión fue apelada por la familia de la víctima. Desde entonces, sus seres queridos se encuentran a la espera de que haya un pronunciamiento sobre la solicitud que hicieron, explicó Infobae.

Además, el medio mencionado señaló que el caso está próximo a llegar a vencimiento de términos y a que se prescriban las imputaciones realizadas a Moreno y Quintero. En efecto, el 7 de octubre de este prescribió el crimen imputado a Quintero, mientras que al de Moreno le ocurrirá lo mismo el 7 de octubre del próximo año.

La razón de esto radica en que una vez que se cumpla la mitad del tiempo de la pena máxima establecida desde la imputación de cargos, estos desaparecen. El portal nombrado apuntó que a las mujeres se les imputaron los delitos el 7 de octubre de 2011, pero las penas fueron diferentes, pues la de Quintero fue de 18 años y la de Moreno fue de 20 años.

Aunque hace unas semanas surgió la duda de que se pudiera reabrir el caso por una foto de un supuesto golpe con botella, el abogado de Jessy Quintero le dijo a El Tiempo que no existía la posibilidad porque “la etapa probatorio está cerrada”.

¿Quiénes han sido condenados en el caso Colmenares?

De acuerdo con el informativo mencionado, a pesar de que Moreno y Quintero quedaron absueltas, al igual que ocurrió con Carlos Cárdenas, sí hubo condenados en el caso. José Wílmer Ayola, Jonathan Martínez y Jesús Alberto Martínez, falsos testigos, fueron enviados a prisión.

Los tres hombres juraron ante un juez que vieron a Carlos Cárdenas y a otras personas golpear a Luis Andrés Colmenares en el parque El Virrey de Bogotá el 31 de octubre de 2010. Los ‘testigos’ afirmaron que Cárdenas le dio un golpe en la cabeza con una botella de vidrio a la víctima, agregó el medio en su artículo.

No obstante, en 2013, la Fiscalía desvinculó a los hombres del caso por haber mentido y los acusó de falso testimonio, fraude procesal y fraude de subvenciones. Posteriormente, Ayola indicó que eran varias las personas conspirando contra Cárdenas para que fuera condenado, razón por la que contrataron a los testigos falsos.

Por su parte, en 2014, el exfiscal de apoyo del fiscal Luis Antonio González, encargado de llevar el caso en los primeros años, aseguró que González quería, con urgencia, que se encontraran los culpables y “tenía una fijación por el proceso Colmenares”, por lo que llevó a los testigos falsos.

Sobre el destino de los hombres, Jesús Martínez aceptó los cargos y fue sentenciado a siete años en La Picota, donde fue asesinado en 2018; Jonathan Martínez fue condenado a seis años y nueve meses de prisión; y José Ayola fue sentenciado a ocho años de casa por cárcel, detalló el portal en su artículo.

¿Qué ha pasado con Laura Moreno y Jessy Quintero?

Sobre Laura Moreno, que le dijo a Semana en 2017 que “tuvo que abstenerse de muchas cosas” por la presión mediática y los señalamientos que recibía en la calle, se sabe que se dedicó al estudio y a hacer frente al caso Colmenares. “Este caso se volvió mi prioridad, tanto que a veces me tocaba faltar a la universidad”, precisó al informativo.

Tiempo después, el 23 de marzo de 2019, se casó en Villa de Leyva, Boyacá, con un ecuatoriano. Algunas fotografías de la boda fueron compartidas por cuentas de Instagram y se hicieron virales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mapa de famosos (@mapadefamosos)

En cuanto a Jessy Quintero, la mujer logró terminar su carrera de ingeniería mecánica en la Universidad de los Andes, pero luego tuvo que irse del país por las críticas y amenazas de la gente. De hecho, el año pasado, en entrevista con Blu Radio, el padre de la joven dijo que estaba dedicada a otros estudios en el exterior y que no planea regresar a Colombia. 

¿Cómo ha sido la vida de Carlos Cárdenas?

Carlos Cárdenas, exnovio de Laura Moreno, fue vinculado al proceso en 2012, aunque después fue absuelto en primera y segunda instancia de los cargos de falso testimonio y homicidio doloso agravado como autor material porque no había suficientes evidencias para determinar que fue él quien asesinó a Luis Andrés, indicó El Tiempo.

Adicionalmente, hace unos años, la madre de Cárdenas aseguró que su hijo no tenía la intención de regresar con Moreno, por lo que no había celos ni rivalidad de ningún tipo con Colmenares, a pesar de que muchos decían eso.

Según relató Semana, Cárdenas no terminó la universidad y se ha dedicado a trabajar, pero manteniéndose alejado de los medios y la opinión pública por los señalamientos y críticas que todavía reciben él y su familia. En 2017, el abogado del joven le dijo al informativo que “su vida se echó a perder” y que, pese a lo que se decía sobre venir de una familia pudiente, “Carlos no es el joven de los apellidos que decían que tiene, que familiar del ministro, que de los Cárdenas”.