El texto en el que la Fiscalía informa este viernes sobre su decisión de pedir la preclusión de la investigación contra Álvaro Uribe por manipulación de testigos es escueto. Pero es tan claro que resultó suficiente para que el expresidente le diera gracias a Dios por lo que denominó “paso positivo”.

El documento consta de solo seis párrafos, el segundo de los cuales cierra con la razón por la cual el fiscal del caso, Gabriel Jaimes, radicó el pedido en el Centro de Servicios Judiciales del Sistema Penal Acusatorio de Bogotá.

“[…] El fiscal del caso estableció que varias de las conductas por las cuales se vinculó judicialmente al excongresista [Uribe] no tienen la característica de delito, y otras que sí lo son, no se le pueden atribuir como autor o partícipe”, dice ese texto con el que la Fiscalía pidió cerrar investigación contra el expresidente Uribe.

Esa es la nuez del asunto. Pero también es el objeto de análisis de penalistas como el abogado Francisco Bernate, que ven cómo, a partir de esa afirmación del ente acusador, las cosas pueden complicarse para otros implicados en el caso como el abogado Diego Cadena y el representante Álvaro Hernán Prada.

“Una de las causales de preclusión es precisamente esa: sí hubo delito, pero esta persona [Uribe] no lo cometió. Luego pareciera que los focos pasan ahora hacia los abogados, hacia el señor Cadena o hacia el representante Álvaro Hernán Prada”, dijo Bernate en Noticias Caracol.

Explicó el penalista que “aquí lo que está diciendo la Fiscalía es que el expresidente Uribe, en su criterio [el de la Fiscalía], no cometió un delito, pero deja en entredicho que sí hubo un hecho punible, que sí hubo una conducta punible, y las luces quedan ahora en estos dos coimplicados [Cadena y Prada]”.

(Vea también: “No habrá luz al final del túnel para usted”: duro mensaje de Iván Cepeda a Álvaro Uribe)

“Supongo que la tesis del señor Jaimes, sin haberla leído, sin haberla conocido, va a ser que el expresidente Uribe era ajeno a estos hechos y, entonces, tesis número 1: el señor Diego Cadena lo hizo de manera autónoma o de común acuerdo con el señor Álvaro Hernán Prada y el expresidente no participó”, infirió Bernate.

De ahí, pasó a una posible conclusión: “Entonces, supondría uno que el proceso del señor Cadena va a presentar una acusación. El caso de Prada está en la Corte Suprema de Justicia. Lo que aquí se estaría planteando de parte del fiscal Jaimes, porque es su postura, pues es que, si aquí hubo un delito, habrían participado todos, menos Uribe”.

Juan Diego Alvira, que entrevistó a Bernate, le resumió la situación así, apelando a una expresión muy conocida por los colombianos: “Entonces, si hubo delito, fue a espaldas del expresidente Uribe”.

“No tengo que agregar nada”, respondió de inmediato Bernate. “Es la primera vez que esas palabras se utilizan judicialmente. Se han utilizado en la política, pero ese es el camino”.

(Le puede interesar: Proceso contra Álvaro Uribe no ha terminado: paso a paso, esto es lo que sigue)

Jaime Arrubla, expresidente de la Corte Suprema de Justicia, dijo en ese mismo medio que por los mismos hechos “es muy difícil que se precluya el caso de Uribe, pero al abogado Cadena se le declare culpable. Porque cómo va a ser el uno no responsable y el otro sí responsable”.

Sin embargo, admitió después que eso “puede suceder. Puede que el abogado Cadena sí haya cometido intentos de alterar testimonios y puede que el exsenador Uribe le haya dicho todo lo contrario: ‘No haga nada contrario a la ley’, que es lo que él ha dicho”.

“Pero, a pesar de que pareciera contradictorio, sí puede darse la hipótesis de que el señor Cadena continúe vinculado en el proceso y que el exsenador Uribe sea excluido”, concluyó Arrubla.