Según las autoridades, la presión del Gaula y el Ejército obligó a los miembros de ese grupo criminal a dejar en libertad a los tres adolescentes y abandonarlos en la finca Las Margaritas del municipio de Tarazá (Antioquia), donde fueron hallados.

Los otros dos menores rescatados, que además son hermanos, son Andrés Fernando Valencia, de 15 años, y Cristian Luna Valencia, de 17.

Estos son varios de los momentos en los que se les vio escoltados por militares para ser evaluados por los médicos:

El comandante de la Séptima División del Ejército, el general Juvenal Díaz Mateus, puntualizó que los muchachos fueron encontrados en una zona rural del caserío de La Caucana, que hace parte de Tarazá.

La Policía llegó hasta ese punto luego de que uno de ellos se comunicara con la línea 123 para reportar que habían sido secuestrados, pero que sus captores los dejaron en la finca mencionada, indicó Blu Radio.

En un primer momento se habló solo de 6 desaparecidos, pero con el escape de uno de ellos se confirmó que fueron 8 los jóvenes reclutados a la fuerza; es decir, aún hay personas retenidas y una es un menor de 15 años.

(Lea también: Por extrañas llamadas, aumenta misterio por desaparición de seis jóvenes en Antioquia).

“Ya los tenemos, hay que ser prudentes porque hay otros tres jóvenes que todavía están allá”, confirmó a periodistas el general Díaz, quien agregó que se siguen desarrollando operaciones no solo para liberar a los otros tres jóvenes que estarían en poder de ‘Los Caparros’, una contra la banda criminal que delinque en esta parte del país.

Los tres jóvenes que permanecen en poder del grupo ilegal son José David Valencia Ramírez, de 15 años; Sebastián Pérez Gaviria y Darwin Javier Sáenz Montoya.

José David es sobrino de Mauricio Ramírez, el primer joven que recuperó su libertad por un problema de salud y el primero en contar cómo los secuestraron: “Nos salieron unos tipos armados y nos llevaron a una finca”.

En las últimas horas, otro menor de edad se había escapado mientras cumplía un turno de centinela que le ordenaron y dio pistas sobre la ubicación de sus amigos.

Entre tanto, gracias a las entrevistas de los dos primeros jóvenes que recuperaron su libertad y la identificación de fotografías, la Policía apuntó la responsabilidad del reclutamiento forzoso a alias ‘Yonier’ y alias ‘Orejas’, y ofreció una recompensa de 100 millones de pesos para quien dé información que ayude a ubicarlos.

Por su lado, la representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh), Juliette Rivero, saludó las liberaciones pero insistió en la búsqueda de los que faltan.

La Defensoría ha estado atenta al proceso y le hizo un llamado al ICBF “para reforzar los programas de atención para estos niños, niñas y adolescentes, de manera que se activen rutas inmediatas para el restablecimiento de sus derechos, que se reparen los daños causados en sus vidas”.

Estas son las explicaciones completas del general Vargas sobre los liberados y los jóvenes que permanecen desaparecidos:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de La Chiva Alerta (@lachivaalerta)