El testimonio que entregó esta menor fue clave para alertar a la Policía, pues según conoció Noticias Caracol a las niñas las reclutaban para satisfacer los vejámenes de turistas extranjeros y nacionales que las buscaban preferiblemente vírgenes.

El noticiero transcribió el relato que dio la menor, que dijo que en los descansos una estudiante les insistía, a ella y a sus compañeras, “que vendan sus virginidades por plata”, y que las trataba de convencer diciéndoles que si lo hacían “les pagan lo que pidan, y con esa plata pueden hacer una gran fiesta de 15 años“.

“La menor le dice indignada por este ofrecimiento que respete, que ella no hace eso, a lo cual Angie (la supuesta reclutadora, de 14 años) le advierte que si le llega a contar a alguien del ofrecimiento, o a lo que ella se dedica, le manda a hacer el ‘shampoo’: esto es, echarle un pegamento de color amarillo sobre el cabello”, narró la menor.

De inmediato, la Policía infiltró a una agente en ese colegio y fue así como logró identificar a la señalada reclutadora, que según ese medio cumplía órdenes para una mujer conocida como ‘Michel Andrea’, de 19 años, acusada de “liderar una red de prostitución infantil”.

También descubrió que a las menores, entre 13 y 16 años, las ofrecían a extranjeros para fiestas clandestinas que organizaban en fincas en Medellín.

La agente también se infiltró en una de esas fiestas con extranjeros, y grabó a una gran cantidad de menores que eran llevadas hasta allí seducidas por el dinero. Luego de eso, se desplegó un operativo en el que capturaron a 8 personas y aprehendieron a 3 adolescentes.

“Alquilaban apartamentos, fincas o sitios más privados que no llamaran tanto la atención, que tenían piscina, tenían todas las condiciones de una finca de descanso donde hacían las fiestas privadas con las menores”, explicó en el noticiero el coronel Jhon Sepúlveda, subdirector de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional.

Las autoridades también le siguieron el rastro a un ciudadano coreano que ingresaba a Colombia al menos dos veces al mes, sobre todo en fines de semana, y encontraron que se reunía con menores de edad en hoteles de la capital antioqueña.

“Les pagaba entre 30 y 40 dólares, aproximadamente”, aseguró a ese medio el coronel.

Cabe recordar que hace menos de un mes, el 18 de mayo, la Policía desarticuló otra red de prostitución en Antioquia que también se aprovechaba de menores de edad.

Allí cayó una joven de 17 años a la que conocían como ‘la Madame paisa’, y la Fiscalía aplicó extinción de dominio a varias fincas y moteles lujosos en donde se permitía la explotación sexual.

Este es el informe de Noticias Caracol: