El asesinato de Jainer Córdoba y su esposa ocurrió el pasado miércoles sobre las 10:30 de la mañana en vía pública del barrio Las Palmitas, en Buga (Valle del Cauca), y el Partido Farc denunció que los hechos se presentaron en medio de la peregrinación por la vida y la paz.

“Seguimos convencidos de la paz a pesar de estos mensajes de los señores de la guerra”, informó el partido, junto a una imagen de la pareja que publicó en Twitter.

La Farc publicó un comunicado en el que asegura que este es el asesinato número 237 de un firmante de la paz, y lo califica como “la respuesta de los violentos, de los enemigos de la paz”, a la peregrinación de excombatientes que se desplazó a Bogotá para exigir protección.

En cuanto a los hechos, el diario El País dijo que, de acuerdo con la Policía del Valle, la pareja caminaba por la carrera Quinta con calle 22, en Las Palmitas, cuando dos “pistoleros que se movilizaban en motocicleta” les dispararon delante de uno de sus dos hijos.

El menor “salió ileso del atentado”, y el diario informó que luego de revisar las vainillas que se encontraron en la escena del crimen se estableció que los atacantes usaron “armas automáticas calibre nueve milímetros”.

De la pareja no se entregaron mayores detalles, pero el medio local asegura que Katherín Álvarez era madre de dos niños, de siete y nueve años de edad.

El asesinato de esta pareja despertó la indignación de los excombatientes y de un sector político, pues ocurre justo cuando exigían mayor protección por parte del gobierno del presidente Iván Duque ante el incremento de la violencia contra firmantes de la paz.

Este es el comunicado en el que militantes del partido piden que “pare ya este exterminio” y que haya mayor atención del Gobierno.