Afirmó, en Blu Radio, que a pesar de los casos mediáticos de los últimos días en la ciudad, como el robo de un edificio en Usaquén, el atraco de un bus en Usme y el asalto de una joyería en el centro comercial Gran Estación, los únicos delitos que han aumentado este año en la capital son los de robos de bicicletas.

Las cifras oficiales presentadas por la Secretaría de Seguridad de Bogotá dan fe de ello, detallando que los robos a personas y hogares se redujeron notablemente.

En el primer semestre del 2019 se presentaron 50.945 denuncias por hurto a personas, mientras que en el primer semestre de 2020, el número llegó a 33.658, apunta el documento de la entidad. 

Entre tanto, las denuncias por robo de residencias en Bogotá sumaron 4.257 quejas en el primer semestre del 2019, mientras que en el de este año la cifra apenas llegó a 2.664.

A pesar de las buenas cifras, la sensación de inseguridad ha aumentado en la capital. Acero añadió, en Blu Radio, que eso es entendible, teniendo en cuenta la reducción del pie de fuerza en la ciudad. 

“En la pandemia hemos tenido menos policías de los que se tenían antes; eso pasó a nivel nacional. La Policía aisló al 20 % de agentes por control sanitario, eso repercutió en 3.400 policías menos en Bogotá”, detalló el funcionario, en diálogo con esa frecuencia. 

Dijo que el jalón de orejas de la alcaldesa Claudia López a la Policía Nacional por la disminución del pie de fuerza en Bogotá se hace con el fin de llamar a las autoridades a que ayuden en ese trabajo conjunto de seguir reduciendo los robos. 

Bogotá es de las ciudades que por cada 100.000 habitantes tiene menos policías en comparación con otras ciudades capitales. Hemos demandado y lo seguiremos haciendo para que se incremente el pie de fuerza”, concluyó Acero, en esa emisora.