La apertura se dio en la mañana de este martes, luego de que se formara un trancón de hasta 15 kilómetros por vehículos que intentaban ingresar a la capital, pero quedaron atrapados por un bloqueo que se hizo en el marco del paro nacional.

Cientos de personas tuvieron que pasar la noche en sus carros, algunos con niños y adultos mayores. Hubo personas que duraron 5, 7 y hasta 24 horas atrapadas en el sector de El Rosal, Cundinamarca, pues tampoco podían retornar por las barreras tan altas para tomar la vía de vuelta.

No obstante, en la mañana de este martes se pudo desbloquear el punto.

También se presentaron bloqueos que afectaron a ciudadanos en en Soacha y Sibaté, mientras que en el oriente se encontraban afectados Choachí, Fómeque, Ubaque y Cáqueza.

Otras alteraciones se registraron en Chía, Zipaquirá y Ubaté, además de Gachancipá y Tocancipá, donde la situación también era alarmante.