La policía belga interrumpió la orgia ilegal que se realizaba en la mencionada localidad, cercana a la frontera con Francia, en la madrugada de este domingo, informó el diario DH.

El hecho sucede 2 semanas después de que la misma institución policial pusiera fin a una bacanal con 25 hombres en Bruselas, capital de Bélgica, en la que después se supo que participaba el eurodiputado (que luego dimitió) József Szájer, mano derecha en Bruselas del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán.

Hace una semana, la Policía puso fin a una tercera orgía ilegal en la localidad de Paal, en el este del país, y en la que participaban 10 personas.

Al igual que en las 2 anteriores de Bruselas y Paal, la policía de Saint-Mard fue alertada de que se celebraba una fiesta ilegal, se desplazó hasta el lugar y pudo comprobar que se trataba de una sesión de sexo en grupo.

Los 52 participantes en la fiesta sexual, de origen francés, celebraban un cumpleaños en la segunda vivienda de un residente de la ciudad belga de Amberes. Todos, incluidas chicas de compañía, estaban desnudos o vestidos de forma muy ligera.

Los agentes sancionaron a cada uno de los asistentes con 250 euros de multa por incumplimiento de las medidas para contener la propagación del coronavirus, y 2 de ellos fueron multados además por posesión de narcóticos y cápsulas de gas de la risa.