Solo estas dos selecciones han conseguido progresar hasta el momento de la verdad, cada uno con su estilo, con sus armas, Francia y Croacia, una desde un modelo eficaz y pragmático y la otra con mayor juego combinativo y muchas angustias, con tres prórrogas y dos tandas de penaltis incluidas, pero sobre todo con una fe inquebrantable.

Francia exhibirá en el césped del coliseo moscovita su equipo de gala, ese que es firme atrás con Pavard, Varane, Umtiti y Lucas Hernández, que expone músculo en la medular con Kante, Pogba y Matuidi y que busca el desequilibrio con la calidad de Griezmann, el vértigo de Mbappe y el trabajo incansable de Giroud.

El artículo continúa abajo

Mientras, en el otro sentido, Rebic, Perisic y Mandzukic, el trío ofensivo balcánico, tratarán de ser de nuevo una pesadilla en el trabajo de presión y en la búsqueda de espacios para hacer daño al conjunto galo.

Perisic, no obstante, es duda, pues no se ejercitó en la última sesión preparatoria. De no llegar a tiempo uno de los héroes de la semifinal su sustituto podría ser Andrej Kramaric.

Posibles formaciones

  • Francia: Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernandez; Kante, Pogba, Matuidi; Griezmann, Mbappe y Giroud.
  • Croacia: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic o Pivaric; Brozovic, Modric, Rakitic; Rebic, Perisic o Kramaric y Mandzukic.