El animal dio su veredicto este martes en el Museo de Hermitage, en San Petersburgo, la misma ciudad en la que la ‘albiceleste’ definirá su suerte en el Mundial, dice Olé.

Allí tenía dispuestos 2 platos de comida, uno con la bandera argentina y otro, con la nigeriana. Después de alguna vacilación, el prevenido gato se acercó a la taza que tenía la bandera de los africanos y empezó a comer allí. Es decir: según Aquiles, Argentina se despedirá del Mundial este martes.

El artículo continúa abajo

Muchos se preguntarán qué tan confiable es el gato (‘heredero’ del famoso pulpo Paul, que cobró fama mundial en Sudáfrica 2010). Pues es bastante confiable, ya que no ha fallado en ningún resultado que ha predicho: adivinó el triunfo de Rusia sobre Arabia Saudita, el de Irán ante Marruecos y el de Brasil con Costa Rica, recuerda Marca.

Así las cosas, el gato debe tener a los argentinos superticiosos ‘muertos’ de miedo, ya que la selección debe ganar sí o sí a los africanos si no quiere despedirse en primera ronda del Mundial, algo que no pasa desde Corea-Japón 2002, y que sería calificado, en el mejor de los casos, como un auténtico fracaso.