La joven conductora de televisión, que formó parte de los franjas infantiles de RCN y CityTv, sufrió un accidente cerebrovascular en 2014, por el que desarrolló una hidrocefalia y una parálisis total en su cuerpo, como lo contó en ese entonces su mamá.

Debido a que los tratamientos para tratar su condición son costosos, la familia de la joven pidió ayuda en varias oportunidades; incluso, en medio de la pandemia el humorista Hassam donó un ‘show’ para recaudar fondos y así apoyarlos.

Valentina Arbeláez no recibió una buena atención de su EPS e IPS

En diciembre de 2020 María Eugenia Ramírez aseguró al programa ‘Lo sé todo‘ que las empresas prestadoras del servicio de salud no estaban al pendiente de los cuidados de su hija.

Incluso, aseguró al medio que “una enfermera y una fisioterapeuta le rompieron la rodilla izquierda” durante una de las terapias que la joven presentadora debía recibir, algo que le parece inaudito que haya ocurrido.

(Vea también: “Preferí quedar como el villano de mi país”: Lowe León cita a audiencia a Andrea Valdiri)

Sumado a los problemas mencionados, la madre de la conductora de televisión manifestó que la EPS e IPS no enviaban los insumos necesarios y cambiaban constantemente al personal médico que la atendía.

Ellos envían lo que quieren y a la hora que quieren. Para ellos es muy sencillo”, enfatizó Ramírez casi 4 meses antes de que la joven falleciera.

Aquí, una entrevista que ofreció María Eugenia a Noticias Uno en 2018; allí aparecen segmentos de la joven en su rol como presentadora: