Este tipo de proyectos de vivienda ya existen en Bogotá y un ejemplo de ello es 103 Senior Living, de la Promotora Equilátero, que ofrece un conjunto residencial de 50 apartamentos en los que hay una infraestructura dedicada a sus necesidades en términos de arquitectura, médicos, actividades y entretenimiento.

Los servicios se brindan las 24 horas del día y consisten en talleres de aprendizaje y otras actividades, restaurante, gimnasio, zona de juegos, terraza de asados con vista a la ciudad, peluquería, servicio de bar, biblioteca y oratorio.

Una residente entrevistada por el diario Portafolio dice que fue a vivir allí después de perder a su esposo y allí encontró una nueva familia y actividades que le hicieron “salir del duelo” y recobrar las ganas de vivir.

“La edad pasa en un segundo plano cuando te sientes bien, cuando haces nuevos amigos y todos los días compartes momentos increíbles”, dice Promotora Equilátero.

La empresa señala que este proyecto de vivienda y el del edificio Santa Ana, también en Bogotá, es “un nuevo concepto de vivienda que cambiará la forma de vivir para la ‘edad dorada’”, en la que los residentes están rodeados de familiares y amigos, con “servicios premium y una infraestructura adecuada a sus necesidades”.

Los 50 apartamentos de 103 Senior Living tienen áreas desde 54 hasta 97 metros cuadrados construidos y, además de los servicios anteriormente mencionados, ofrece amplias zonas comunes, lobby, salón múltiple y, por un precio adicional, lavandería, aseo de apartamentos, servicio de enfermería, transporte y ambulancia.

“Nuestro equipo de profesionales está altamente capacitado para brindar atención médica, enfermería, administración de medicamentos y toma de signos vitales”, le dice al medio económico Helena Rebolledo, relacionista pública del operador del edificio 103 Senior Living.