Esta afirmación la hizo Daniel Vásquez, presidente de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), en una entrevista que le concedió a La República.

Allí, el directivo también indicó que debido a la pandemia y al desempleo que la misma generó en el país, arrendadores y arrendatarios buscaron acuerdos para continuar con los pagos del arriendo de inmuebles; entre ellos estaba la reducción de hasta el 50 % en el canon de arrendamiento.

A pesar de esos acuerdos, hubo muchas personas que se vieron obligadas a entregar locales comerciales, por lo que actualmente se ven tantos avisos de “se arrienda” o “se vende” en la calle.

Juan Carlos Corredor, socio gerente de la inmobiliaria Julio Corredor y Cía., indicó a Semana que los fondos inmobiliarios que transan en bolsa “sirven de termómetro” sobre lo que está pasando hoy en día con el arrendamiento de inmuebles: estos se están negociando con un descuento aproximado del 20 %, de ahí que se prevea una reducción en los precios durante los próximos meses.

¿Cómo afectó la pandemia al sector inmobiliario?

Tomando en cuenta datos proporcionados por Acecolombia (gremio de los centros comerciales) y de Colliers International (compañía de servicios inmobiliarios), Semana detalló cómo aumentó la desocupación de inmuebles en Colombia:

  • Centros comerciales: la oferta de locales se duplicó. En este momento, uno de cada 4 o 5 locales está desocupado.
  • Comercio minorista: la desocupación pasó del 5,5 % al 10,5 %.
  • Sector industrial: la oferta inmobiliaria pasó del 13,5 % al 18 %.
  • Oficinas: la desocupación estaba en 7 % y se elevó a 11 %.
  • Pequeñas y medianas empresas: no se tienen cifras, pero el aumento en la desocupación se evidencia con los numerosos letreros de disponibilidad que se ven en la calle.