El nombre de Peñalosa surgió en el marco del tema del día que trató el espacio radial que dirige Sánchez Cristo, en La W, y que consistió en la posibilidad de que un costeño pueda llegar a la Casa de Nariño.

En ese diálogo, un oyente, saliéndose un poco del tema, mencionó a Peñalosa como un eventual candidato presidencial. Ante esto, Julio puso el nombre sobre la mesa.

“Alberto, ¿posibilidades de que Peñalosa sea presidente de Colombia?”, preguntó.

La respuesta de Alberto Casas fue:

“Absolutamente ninguna. Lástima, porque además de ejecutor del presupuesto (varios billones de pesos tan solo en Bogotá) es una persona que conoce a fondo los problemas de Bogotá, los problemas urbanos”.

Julio secundó la afirmación y dijo que sí es lamentable que no tenga posibilidades para ser presidente porque es un ejecutor “de racamandaca”. Además, ha logrado ejecutar 46 billones de pesos en la capital.

Casas, además, exaltó que Peñalosa tiene prestigio por fuera. “Porque se le considera un especialista a quien en Colombia no se le reconocen, no sé si por fallas de él o por razones políticas, su capacidad para organizar el futuro de las ciudades”, agregó el panelista de La W.

Citando al precandidato a la Alcaldía de Bogotá Carlos Galán, Casas asegura que el problema de Enrique Peñalosa es que no le pone énfasis a los problemas de hoy, sino a los del futuro y que eso lo lleva a que la gente lo vea lejano.

“Y las personas cercanas a él (a Peñalosa) dicen que, como él es el que más sabe de todo, entonces sus interlocutores les parece de otro nivel”, sentenció Julio.