Con la siguiente advertencia en la W Radio, la delegada de Control Financiero de la Superintendencia, Beatriz Londoño, explicó que ese negocio ilegal sigue haciendo de las suyas en el país.

“Es una pirámide en la medida en que —no obstante las disculpas que utiliza para denominar un aporte como regalo— está vinculando a unas personas con la promesa de que si cumple y entrega a otros ocho más, con esa plata le van a reconocer un rendimiento rápidamente, en un periodo corto y sin más tareas”.

Según, el número de personas que un usuario de la pirámide inscriba bajo su registro, el inversionista escalará niveles hasta llegar al primero, lugar en donde recibirá los supuestos rendimientos que le ofrecen.

“Si esas otras personas no entregan los recursos, el que llega al primer nivel no va a recibir dinero”, añadió Londoño.

La superintendente delegada también mencionó que las personas que participan en este tipo de negocio ilegal están actuando contra la ley y cometiendo un delito.

“Se presenta una promoción y esa persona está ayudando a que la actividad ilegal crezca porque está invitando y promoviendo eso”, dijo la funcionaria a la emisora.

Por ello, la autoridad adelanta una campaña en todo el país denominada “De eso tan bueno no dan tanto”, con la que pretende concientizar de manera pedagógica a los ciudadanos para que no inviertan su dinero en este tipo de firmas que actúan bajo la ilegalidad.

“La captación ilegal de recursos se ha sofisticado. No invierta sus recursos en sitios donde le prometan altos rendimientos de ganancia. Desconfíe de eso”, promulga la Superintendencia.