Una encuesta del Workforce Institute, divulgada por Business Wire, estima que la cantidad de empleados que tendrían pensado ver el final de la serie en vivo este domingo 19 de mayo es de 48 millones.

De estos, proyecta ese estudio, 27,2 millones reconocerían que habrá algún impacto de lo que suceda en el capítulo final de la serie en sus obligaciones laborales el día siguiente.

Unos 10,7 millones estarían contemplando reportarse enfermos o usar días compensatorios o de vacaciones el lunes, mientras que también lo harán unos 5,8 millones que trabajan ese mismo domingo, agrega esa página.

Otros efectos esperados podrían ser mermas inusuales en la productividad, aplazamiento de obligaciones o la total ausencia de su trabajo ese día, indica la proyección.

Y es que esas proyecciones ya se habrían venido manifestando en los cinco capítulos anteriores de la última temporada. De acuerdo con la encuesta, unos 20,4 millones de empleados reconocerían que los capítulos anteriores tuvieron efectos en su rendimiento laboral. De esa cantidad, se calcula que unos 7,3 millones sacaron alguna excusa para no trabajar.

Business Wire explica que la encuesta se hizo a 1.090 empleados, pero proyecta los porcentajes obtenidos multiplicándolos con el censo de población de 2010 como referencia. Es decir que tiene como base un total de 234,6 millones de adultos, de los cuales 143 millones serían empleados.