Varios de los periodistas deportivos más importantes del país coinciden en que, con el pasar de las horas, Reinaldo Rueda va tomando fuerza como principal candidato para ser el nuevo técnico de la Selección Colombia.

Tanto Carlos Antonio Vélez como Javier Hernández Bonnet informaron que al técnico colombiano le nombraron un supervisor de convocatorias, algo que iría de la mano con una posible intención de desgastar a Rueda que tendrían los directivos del fútbol chileno.

Bonnet informó en el programa ‘Blog deportivo’, de Blu Radio, que estuvo hablando con una fuente importante del balompié de ese país, quien le entregó novedades en torno a cómo se encuentra la relación del técnico colombiano con sus jefes. “La fuente contó que vio en las últimas horas muy gastado a Reinaldo Rueda, muy desgastado con todo lo que está pasando alrededor de la selección chilena, con toda esa presión”, aseguró el comentarista del Gol Caracol.

Desde que se supo que Carlos Queiroz fue despedido del combinado nacional, todo tipo de periodistas han coincidido en que Rueda es el único entrenador que genera consenso en los integrantes de la Federación Colombiana de Fútbol. El dilema estaría en la continuidad del caleño en el combinado austral. Por ejemplo, en entrevistas que ofreció recientemente, Jesurún declaró que la FCF no iba a “sonsacar” técnicos que estén en otros equipos.

Bonnet concluyó que la tensa relación de Rueda con los directivos de ese país aumentan las posibilidades de verlo como sucesor de Queiroz. “No descarten el nombre de Rueda. Se ha convertido en una seria opción dada su relación en este momento con el comité ejecutivo de la Federación de Chile, que se ha alterado con el nombramiento de un supervisor de convocatorias. Lo están haciendo aburrir, esa es la conclusión“, manifestó.

Desde hace semanas trascendió desde Chile que, a pesar de que los directivos de ese país no querían continuar con Rueda en su selección, la federación no contaba con los 2,2 millones de dólares que deberían pagarle al técnico en caso de despedirlo.

Por eso, para que el campeón de la Copa Libertadores 2016 con Nacional termine en el combinado nacional sería clave que él mismo renunciara a su cargo, o que los directivos de ambos países negocien directamente.

Jesurún reconoció un día atrás que le gustaría ver a un colombiano dirigiendo la Selección. Por eso, la lista de candidatos para ocupar el banquillo nacional está reducida a unos 4 o 5 nombres.