Rigoberto Urán compartió en su cuenta de Instagram otro episodio particular de los tantos que ha protagonizado cuando entrena por las carreteras de Antioquia. En esta ocasión, un adulto que se dirigía hacia a su trabajo se encontró con el ciclista y decidió pegarse a su rueda para demostrarle que podía seguir su ritmo.

Lo llamativo es que, a diferencia del deportista profesional, el hombre estaba vestido de manera informal y no se movilizaba en una bicicleta tan buena como la del popular ‘Rigo’.

En las imágenes que compartió el ciclista se aprecia que la carretera por la que iban él y el adulto tenía cierta inclinación. De hecho, desde la moto que escoltaba al subcampeón del Tour de Francia 2017 le gritaron al trabajador: “Hágale que ya coronamos”.

Al ver que el humilde hombre fue capaz de seguir su ritmo, Urán decidió parar unos minutos para compartir experiencias con él. En el diálogo que sostuvieron, el aficionado le contó a ‘Rigo’ que durante el día se mueve en su bicicleta para ir al trabajo y que por esas horas había tenido que hacer dos viajes a Rionegro para tomar unas medidas.

No es la primera vez que al líder del equipo Education First le sucede algo como esto. Hace algunos meses, un campesino también le demostró a ‘Rigo’ que podía soportar la velocidad a la que estaba entrenando él, y por eso el deportista le regaló una bicicleta de su tienda.

De hecho, Urán reconoció con humor hace algunas semanas que, después de eso, varias personas tratan de acompañarlo en sus sesiones de trabajo para ver si también son afortunados de recibir un regalo del ciclista.

A continuación, el divertido video que compartió ‘Rigo’ después de que un adulto lo acompañara en su entrenamiento: