Luego de la apresurada inclusión del volante Josepmir Ballón, de la Universidad Concepción de Chile, el técnico argentino Ricardo Gareca dirigió el penúltimo entrenamiento de la selección peruana en Lima antes de viajar el miércoles a Brasil.

“Vengo a trabajar duro y aportar al equipo. Me siento en un buen momento. Donde quiera el entrenador estaré, si dice que afuera, adentro o jugar cinco minutos, yo trataré de hacerlo bien”, declaró Ballón, quien estaba de vacaciones cuando recibió la noticia de su convocatoria en reemplazo del lesionado Paolo Hurtado.

Gareca ensayó en la práctica un sistema defensivo con los centrales Carlos Zambrano, del Basilea de Suiza, y Luis Abram, del Vélez de Argentina.

De su lado, los delanteros Paolo Guerrero, del Inter de Porto Alegre de Brasil, y Jefferson Farfán, del Lokomotiv de Rusia, conformaron el ataque.

La última vez que ambos artilleros jugaron juntos fue el 9 de junio de 2018 en el amistoso contra Suecia en Gotemburgo (0-0) de preparación al Mundial de Rusia-2018, dejando la sensación de que necesitaban más partidos para irse entendiendo.

 

“Lo que pasó nos ayudará”

La selección inca cayó 3-0 el domingo en Lima en el amistoso con Colombia. Sufrió en su defensa buena parte del partido y careció de poder ofensivo a pesar de contar con su máximo goleador, el ‘Depredador’ Guerrero.

“Todo lo que nos pasó con Colombia nos va ayudar a mejorar”, declaró el delantero André Carrillo, del Al-Hilal de Arabia Saudita.

La salida de los titulares mundialistas Alberto Rodríguez, por lesión, y Christian Ramos, por falta de continuidad en su equipo, pesa mucho en el rendimiento del combinado peruano.

Selección Colombia, Falcao

Artículo relacionado

Fechas, rivales y sedes confirmadas para Colombia en la Copa América 2019

“Si existe una zona en el campo donde Ricardo Gareca ha tomado decisiones difíciles, esa es la defensa central”, comentó el periodista deportivo Pedro Canelo del diario El Comercio.

La selección peruana entrenará de nuevo el miércoles, horas antes de viajar a Brasil para la Copa América. Partirá con un balance negativo desde su participación en Rusia-2018: tres triunfos, un empate y seis derrotas en 10 amistosos en los que anotó 10 goles y encajó 15.

Perú debutará ante Venezuela en el estadio Arena do Gremio de Porto Alegre. Tres días después jugará contra Bolivia en el Maracaná de Rio de Janeiro, y cerrará la fase de grupos el 22 de junio contra Brasil, en el Arena Corinthians de Sao Paulo.

 

‘Talibán’ al gusto de Gareca

El ‘Talibán’ Ballón, como le dicen los hinchas, se incorporó este martes de emergencia tras la marginación del volante Paolo Hurtado, del Konyaspor de Turquía, quien se lesionó en el amistoso con Colombia.

“Todos los equipos son duros, todos los grupos van a ser difíciles, tenemos que ir partido a partido”, dijo Ballón, quien disputará su tercera Copa América.

El jugador de 31 años es un volante mixto. Se ajusta al gusto y exigencia de Gareca, quien considera una ventaja tener jugadores polifuncionales, según el diario deportivo Depor.

“Personalmente no me sorprende el llamado de Josepmir Ballón, porque nos ha demostrado su profesionalismo, su nivel, su jerarquía como futbolista y, además, el liderazgo que contagia”, declaró el técnico de la Universidad de Concepción, Francisco Bozán.

Hurtado salió lesionado en los minutos finales de la goleada propinada por Colombia, en su último ensayo de ambos cuadros para el más antiguo torneo de selecciones del mundo.