De acuerdo con el canal RT, el evento no pasó a mayores, gracias a que un taxista estaba parqueado en la zona, el cual hizo sonar la bocina y prendió las luces de su vehículo, con lo que logró ahuyentar al oso.

Sin embargo, el susto que se llevó al agredido el pasado domingo en la noche (hora local) no fue menor: “[El oso] saltó sobre mí y me mordió. Apenas pude mantenerme de pie”, relató el ruso al mismo medio.

El héroe de la historia, el taxista, además de sacar corriendo al animal, llevó al hombre herido a un hospital cercano, donde le hicieron curaciones en el muslo, detalla el canal de televisión.

Horas antes del ataque, se había sido al oso corriendo por varios sectores de la ciudad de más de 600.000 habitantes. Varios usuarios de redes sociales publicaron videos, alertando sobre su presencia.

Según los últimos reportes de las autoridades de Yaroslavl, el mamífero ya abandonó la zona urbana y se adentró en un bosque cercano, finaliza RT.

Este es el video, capturado por una cámara de seguridad, que muestra el ataque del oso al ruso: