De acuerdo con el diario La voce del Trentino, el niño protagonista de este video se llama Alessandro y tiene 12 años.

En redes sociales, luego de que la secuencia se viralizó, elogian la calma que tuvo el niño (y sus padres) para no poner nervioso al animal, que sintió la presencia de los humanos.

En el video se ve a Alessandro bajando la montaña con pequeños pasos, mientras su padre lo graba y le dice que avance sin prisa y sin hacer ruido. Mientras tanto, el gigante oso sigue con la mirada al menor, pero no muestra ninguna actitud violenta.

“El oso, muy difamado, si se lo respeta y se lo deja solo, no tiene intención de atacar”, publica el rotativo italiano.

Aunque hubo un momento de gran tensión y nervios, cuando el oso se paró en 2 patas para ver mejor al niño, el animal abandonó tranquilamente el lugar, detalla La voce del Trentino.

Mi reunión con un oso esta mañana en la cabaña de Sporminore”, escribió Loris Calliari, padre de Alessandro, en su cuenta de Twitter junto al video, que ya cuenta con más de 84.000 reproducciones.