Uhlfelder, abogado de profesión y activista por pasión, mostró su inconformidad, luego de que el gobernador de Florida permitiera que algunas playas del estado se reabrieran, a pesar de que Estados Unidos es el país más golpeado por el coronavirus, publica la cadena abc.

Vestido de la parca y con la hoz característica, Uhlfelder además quiso crear conciencia entre los visitantes, advirtiendo que esta práctica conlleva un gran riesgo de contraer el COVID-19, exponiéndose a sí mismos y a otros.

“Creo que deberíamos tomar medidas más efectivas. Es demasiado temprano y poco oportuno para regresar a las playas públicas”, dijo el abogado en entrevista con esa cadena, en donde pidió publicamente que se mantengan las leyes de distanciamiento social.

“La gente saldrá lastimada y por eso estoy aquí. Desearía no tener que hacer esto, pero nadie más lo está haciendo”, agregó Uhlfelder en abc.

A pesar de esta queja y advertencia del también activista, son más las personas que está bien que se vayan levantando las restricciones y se retome la “vida normalOtro habitante de Walton dijo a ese medio que abrir las playas es bueno para el comercio local y para aquellos que se quedaron sin trabajo.

Estados Unidos llegó a 1´158.041 contagios confirmados, según el más reciente reporte, y superó los 67.600 decesos relacionados con el coronavirus.