Sin embargo, lejos de asustarse por la presencia de los grandes animales, también conocidos como cangrejos ladrones, la familia disfrutó de su presencia, sobre todo los pequeños, según publica el diario local 7 News.

El suceso llamó la atención de las autoridades de turismo de la isla australiana y  compartieron varias fotos del suceso, que se viralizaron en redes.

¡Cangrejos ladrones portándose mal! Un par de familias locales tuvieron algunas bocas extras para alimentar en su asado durante el fin de semana”, se lee en la publicación de Facebook.

“Los cangrejos tienen un sentido del olfato increíble y, para las criaturas que se mueven lentamente, seguro que se mueven rápido cuando hay comida alrededor”, detalló la página de turismo de isla de Navidad. 

Los cangrejos gigantes son animales ermitaños terrestres capaces de abrir cocos con sus fuertes pinzas para alimentarse y son conocidos como cangrejos ladrones por su gusto a hurtar objetos brillantes de casas y carpas, explica 7 News.

Ese diario aseguró que a pesar de su gran tamaño (pueden pesar hasta 4 kilos y crecer hasta un metro de largo), estos animales no son un riesgo para los humanos, cuya población en esa isla australiana es la mayor conservada y protegida del mundo.

A continuación, videos que grabaron las familias oceánicas en la curiosa visita de 52 cangrejos gigantes.

View this post on Instagram

#stuffofyournightmares

A post shared by jill (@winterishere2015) on