Una usuaria de Twitter, que en esa red social se declara una luchadora por los derechos de los animales, publicó varias fotos del E.Lecrerc de la ciudad de Morières-lès-Avignon, en el departamento de Vaucluse, donde se ven liebres, faisanes, entre otros animales cazados a la venta sobre una bandeja y envueltos en vinipel.

Esa publicación se viralizó rápidamente y cientos de internautas empezaron a atacar al supermercado por ofrecer de esta manera los animales y no de la forma convencional, que es porcionados o en filetes.

¿Esta es una nueva forma de presentar la carne animal?”, se preguntó la usuaria de Twitter y adjuntó las fotos de los cazados con su pelaje o plumaje intacto.

La fundación protectora de animales Brigitte Bardot, tras la viralización de las fotos, también condenó este suceso. 

Es muy chocante ver este tipo de imágenes… Es positivo hacer que los consumidores sean responsables de lo que compran, mientras que años atrás no había controversia sobre este tema”, dijo Christophe Marie, portavoz de la organización, al diario Le Figaro.

Por su parte, Denis Schmid, vocero de una sociedad de protección animal de Vaucluse, le dijo al medio Le Dauphiné Libéré que esta polémica debería servir para hacer un cambio drástico sobre estos temas.

“Que los clientes puedan ver el animal muerto debajo del empaque plástico hace que el destino de los animales que consumimos sea visible. Estamos conmovidos por la realidad siniestra”, indicó a ese rotativo Schmid

Tras la polémica y los constantes ataques, E.Lecrerc decidió sacar del supermercado a estos animales y posteriormente ofreció disculpas a quienes se hubieran podido sentir  afectados.

“Contactamos con la tienda Morières que ha retirado de la venta estos productos de caza de granja. La tienda se disculpa con las personas que fueron afectadas”, comentó el supermercado francés en la publicación de la usuaria de Twitter que compartió las polémicas fotos.