La mujer grabó el desastre que su mascota —de 10 años— dejó en la sala de su vivienda, y publicó el video en Tik Tok, donde rápidamente se viralizó.

Las imágenes también muestran la reacción de culpa del can: se ubicó en un rincón de la casa y justo cuando su dueña lo enfocó con la cámara, él giró su cabeza para hacer de cuenta que el asunto no era con él.

Baylee aseguró en una entrevista citada por Daily Mail que en un principio se enojó por encontrar a Kilo en una esquina, aún con una bolsa de papel higiénico sobre él.

La mujer agregó que después de unos minutos, se rió de lo sucedido. “Exploté de risa”, manifestó ella, de acuerdo con el diario británico.

Este es el video mencionado: