En las imágenes se ve cómo la mujer se percata de que el animal está en el local y le ofrece comida. 

Sin embargo, el canino se sienta y le extiende la pata herida a la dueña para que la sane. 

Ella se da cuenta de que la pata estaba sangrando e inmediatamente se dispuso a ayudar al perro.

En la grabación se ve a la mujer aplicándole una especie de desinfectante y cuando termina, el animal se acuesta en el piso y se deja acariciar. 

“Su pata sangró, entró en la farmacia, me dio la pata y me mostró su herida”, escribió en la red social. 

El video se volvió viral y ya tiene más de 1.000.000 de reproducciones en Twitter: