Claudia, a quien sus padres describen como una niña observadora que escribe “cosas impresionantes”, está solo unos puntos abajo del CI de Stephen Hawking y de Albert Einstein (ambos con 160), informó ABC.

Sandra González, madre de la menor, aseguró en entrevista con ese diario que su hija demostró amor por la lectura desde el primer momento. Según ella, todo empezó con el cuento de ‘Frozen’:

“Recuerdo que yo lo escondía para que jugara con otras cosas, pero ella lo sabía y me lo pedía. Hemos convertido la lectura en algo lúdico y estamos muy ilusionados por ello”.

Al poco tiempo, la mujer y su esposo le dieron a Claudia una cartilla de primero de primaria para aprender a leer. Al ver su aprendizaje, “decidieron consultar su caso con especialistas en psicología y pedagogía”, quienes determinaron que Claudia era superdotada, indicó el medio.

De acuerdo con el relato de Sandra, su hija ya sabe leer y escribir, y su talento es tan grande, que incluso ya redactó un poemario al que tituló ‘Calíope’.

La mujer también contó al diario que a Claudia le encanta tocar el piano y recitar poemas de autores como Antonio Machado, Federico García Lorca y Lope de Vega. Incluso, a su corta edad, es capaz de “reconocer más de 300 pinturas”.

A pesar de lo orgullosa que Sandra se siente de su hija, reconoció ante el medio que no sabe qué hará cuando la pequeña tenga la edad suficiente para ir al colegio, donde tendría que compartir con niños que no van a su ritmo. Frente a esto, la psicopedagoga Laura González recomendó “continuar el aprendizaje en función de sus posibilidades”.