El universitario, que prefirió no revelar su identidad, lo hizo luego de que una amiga le contara que fue acosada sexualmente cuando apenas era una niña, informó NBC. Según él, solo quería atrapar a alguien, y resultó que esa persona era un policía.

El medio indicó que todo empezó con una cuenta falsa en Tinder: el joven, de 20 años, fingió que tenía 19 y puso varias fotos que se había tomado con el filtro de cambio de sexo de Snapchat. De esta manera, empezó a hablar con un hombre.

De acuerdo con San Francisco Chronicle, la conversación entre ellos continuó en otra red social y, allí, el estudiante le dijo al hombre que en realidad tenía 16 años. Eso no fue un problema para este pervertido, pues continuó hablándole a la supuesta jovencita como si nada. Al final, los dos trasladaron su charla a Snapchat, donde ese hombre propuso un encuentro sexual.

NBC señaló que el estudiante investigó al sujeto por su nombre, identificado como Robert Edward Davies, de 40 años, y, así, descubrió que se trataba de un policía. Al saber esto, se contactó con las autoridades y lo denunció mostrándoles los pantallazos de las conversaciones que tuvieron.

La policía arrestó al oficial y ya inició una investigación en su contra, concluyó la cadena de noticias.