El autor de los hechos relató al portal de información Ö24 su historia, que le valió una sanción que, en su opinión, resulta desproporcionada e injustificada.

En respuesta a los numerosos comentarios en redes sociales, la policía de la capital austriaca publicó mensajes en Twitter para justificar la multa, que se dio, el pasado 5 de junio, en medio de un control de identidad en el centro de la ciudad.

“Naturalmente, nadie es acusado si se le ‘escapa’ [una flatulencia] por accidente […]”, escribió la policía, que luego justificó la multa asegurando que el hombre lo hizo adrede.

De acuerdo con las autoridades, después de haberse mostrado “provocador y poco cooperativo”, el sujeto “se levantó ligeramente del banco, miró a los agentes y de manera totalmente deliberada emitió una ventosidad masiva junto a estos”.

La policía recordó que la sanción puede ser impugnada por vía legal.