En las imágenes, se ve cómo Culwell se baja de su camioneta y tira a un contenedor de basura una bolsa de pástico en la que van los cachorros, de 3 días de nacidos.

Un transeúnte que pasaba por el lugar descubrió a los animales y los llevó a un centro veterinario. Desafortunadamente, uno de ellos no sobrevivió y murió a los pocos días, indicó el medio CBC News. 

Los oficiales de control de animales presentaron una orden de arresto en la casa de Culwell y allí hallaron 38 perros, que fueron rescatados e incautados, agregó el medio estadounidense. 

Por estos hechos, Culwell tendrá que pagar 174 días de cárcel (unos 5 meses) y se le prohíbe tener animales hasta 2026. También tendrá que asistir a asesoramiento, informó el mismo medio. 

A continuación, el video en el que la mujer arroja a los animales a un basurero cerca de una tienda de vehículos en la ciudad de Coachella, Estados Unidos: