Parecía un majestuoso animal prehistórico”, dijo Adéle Grosse, quien realizó el hallazgo durante un paseo con su marido el pasado domingo 7 de junio y grabó el video que se viraliza en redes sociales, según publica el portal Live Science.

La primera intención de Grosse y su esposo fue devolver al molusco al océano, pero se dieron cuenta de que ya estaba muerto, a pesar de que no tenía mordeduras o lesiones externas. Además, por su gran peso, también desistieron de esa idea, indica el mismo medio.

Aunque se desconoce el motivo de la muerte del gigante calamar, la pareja que lo encontró sin vida cree que se debió al fuerte oleaje en la zona de la noche anterior y que quedó atrapado en la arena de la playa, agrega el portal científico.

Live Science contactó a Michael Vecchione, un zoólogo de invertebrados del Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian en Washington (EE. UU.), el cual les dijo que los avistamientos de estos raros animales carnívoros, cuyos ojos de 30 centímetros son los más grandes del reino animal, son raros y ocurren una vez cada varios años.

El calamar fue trasladado a un centro especializado y permanecerá congelado hasta que los científicos del Museo Iziko de Ciudad del Cabo puedan estudiar su anatomía y ADN, detalla el mismo portal.

Este es el video que se está viralizando en redes sobre este calamar gigante: